La importancia del embalaje de un producto

Contenidos del post

El embalaje de un producto juega un papel vital en el comercio. Al captar la atención de los clientes potenciales, puede suponer una ventaja sobre la competencia. Así, desempeña numerosos roles esenciales para las empresas, los transportistas y sus clientes. Y cumple funciones relacionadas con el marketing y el conocimiento de la marca.

Uno de sus papeles principales es proteger los productos durante el transporte y hasta el momento en que el cliente abre el paquete. Si el producto está dañado cuando lo recibe, su percepción de la empresa comercializadora también se verá dañada, y es probable que tenga que reemplazarlo o devolverle el dinero, lo que supone costes adicionales.

El embalaje es, generalmente, la primera impresión que el consumidor recibe, y es crucial que transmita la solidez de la empresa. Si es de alta calidad, es más probable que los clientes asocien la marca y sus productos con la calidad. En caso contrario, se demuestra desidia y parece que a la organización no le importan lo suficiente sus productos y sus clientes.

Funciones del embalaje

A continuación, revisamos las principales funciones del embalaje.

Proteger

Durante el almacenamiento o el envío, si se trata de productos delicados, el embalaje los protege con eficacia. Minimiza el riesgo de roturas, ofreciendo una capa acolchada durante el tránsito que también servirá de protección contra la suciedad, la humedad y otros factores potencialmente dañinos. Algunos productos son sensibles a la luz o a la temperatura, de manera que requieren materiales especiales que contribuyan a crear una atmósfera protectora. Y el embalaje de productos frescos supone combatir la propia degeneración del producto a causa de su exposición a factores externos.

Contener el producto

El diseño del packaging debe ser seguro y permitir que el producto llegue en perfectas condiciones hasta el consumidor. Por ejemplo, si nos han pedido una selección de productos para el cuidado de la piel, el embalaje tiene que ser capaz de contenerlos todos juntos durante su transporte. Otros productos deben almacenarse de cierta forma y con un envase adecuado, como los líquidos embotellados. Cuando cumple bien su función, el embalaje puede ser una fuerte lealtad a la marca.

Imagen de marca

El envase debe ayudar a promocionar el producto que contiene y a la marca subyacente. Se trata de una de las primeras oportunidades para comprometerse con los clientes y alentarlos a elegir una marca sobre otra de la competencia. Debe estar en línea con otras premisas de la estrategia de marketing y con la identidad corporativa general, así como con la personalidad de la firma. 

La tipografía, las imágenes y los colores elegidos deben evocar emociones y alentar a las personas a confiar en la marca. Para muchas empresas, el embalaje es tan atractivo como el producto que contiene.

Ofrece la oportunidad a los nuevos clientes de familiarizarse con la marca y mejorar el conocimiento de esta, lo que a medio plazo puede influir en el volumen de ventas.

Información

Al margen de facilitar una identificación rápida y fácil de lo que hay dentro, la forma del embalaje, el color e, incluso, el acolchado interior, cuentan una historia sobre el producto que un cliente ha optado por comprar. Asimismo, sirven de base informativa para exponer las características del producto, sus restricciones de uso o de transporte, los estándares de certificación que cumple y un sinfín de datos que pueden resultarles relevantes a clientes y transportistas.

Es esencial que brinde suficiente información y que lo haga de una manera fácilmente legible y comprensible.

Existen casos en los que no es conveniente identificar los productos que contiene. El alcohol, las joyas y otros productos de alto valor, en ocasiones, son un objetivo muy tentador para los ladrones. Por lo tanto, un embalaje simple, sin marca, podría ser la respuesta adecuada para asegurarse de que los paquetes lleguen de manera segura.

Principales materiales que se usan en el embalaje

Hay muchos tipos de embalaje de un producto que se componen de diferentes materiales. Comentamos algunos de los más destacados en este apartado:

Papel y cartón

El papel se emplea para fabricar una gran variedad de productos de embalaje ligeros, como etiquetas, papel kraft o bolsas de papel, entre otros. El cartón es más grueso y duradero que el papel estándar y, a menudo, se usa en el embalaje primario o para flejar cajas. Se utiliza para proteger y contener productos como bricks de leche, cajas de cereales, electrodomésticos, etcétera.

Está indicado tanto en el embalaje primario como secundario. El cartón corrugado es un material de embalaje hecho de fibra muy importante en la industria del embalaje.

Plástico

El plástico es, probablemente, el material de embalaje más conocido y se usa en forma de recipientes plegables, botellas, bolsas, tubos flexibles o películas retráctiles. Pero el más destacado dentro de este material es el fleje de plástico. 

Es flexible, liviano y duradero, y se puede usar para crear materiales de protección transparentes u opacos aptos para alimentos. También es resistente a los productos químicos y al calor. El problema al que se enfrenta el plástico es que, dependiendo del tipo que se utilice, es extremadamente difícil de reciclar.

Madera

La madera se emplea para proteger algunos productos pesados y sirve para crear elementos de soporte, como palets. Algunos productos se siguen empacando en madera, como los puros o el vino.

Aluminio

Los envases de aluminio son versátiles, ya que este material es altamente resistente a la corrosión. Ofrece una excelente protección contra la luz, los rayos ultravioleta, los aceites y el oxígeno.

El aluminio es liviano y duradero y se puede usar con laminados para proporcionar una protección de barrera extremadamente delgada en alimentos y bebidas. Se utiliza con frecuencia para envasar medicamentos, debido a su naturaleza no tóxica. También para prolongar la vida útil de los productos. Se puede encontrar en forma de latas de aluminio, papeles de aluminio, aerosoles, etcétera.

En suma, el embalaje de un producto, además de ayudar a proteger las mercancías durante su transporte, puede aportarnos un valor diferenciador con respecto a la competencia, así como ayudar a transmitir los valores de nuestra empresa.

¡No te pierdas nada!

Suscríbete y recibirás en tu email de forma gratuita, todas las noticias que publiquemos.

RESPONSABLE: DEAL II SL con CIF B78999216 y dirección Calle Romería 7 28864, Ajalvir (Madrid). Telefono: +34 982 776 081. Email: rgpd@dealdos.com

FINALIDAD: Atender sus consultas y remitirle información relacionada que pueda ser de su interés.

LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. Los datos serán conservados durante el plazo estrictamente necesario para cumplir con los preceptos mencionados con anterioridad.

DESTINATARIOS: No se ceden datos a terceros, salvo obligación legal.
Personas físicas o jurídicas directamente relacionadas con el Responsable

DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos. Portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Se puede consultar la política de privacidad de forma más detallada aquí.

e-book Tu embalaje necesita un cambio de Deal II
¿Estás sacando el máximo partido al embalaje de tus productos?

Descarga tu e-Book de forma gratuita «5 SIGNOS PARA IDENTIFICAR QUE TU EMBALAJE NECESITA UN CAMBIO» y comprueba si estás haciendo lo correcto en el mercado.

Síguenos muy de cerca en las redes sociales

Post Relacionados

El desperdicio de alimentos es un problema global de gran envergadura, con un impacto negativo en el medio ambiente, la economía y la seguridad alimentaria. Según la FAO, un tercio de los alimentos producidos a nivel mundial se pierde o desperdicia cada año, lo que equivale a 1.300 millones de toneladas.

Solicita tu estudio personalizado

En Deal II, nuestro equipo de expertos está a tu total disposición.

Contamos con una dilatada experiencia en servicios de embalaje y maquinaria industrial, por lo que no dudes en ponerte en contacto con nosotros para realizar cualquier consulta o solicitarnos más información.

RESPONSABLE: DEAL II SL con CIF B78999216 y dirección Calle Romería 7 28864, Ajalvir (Madrid). Telefono: +34 982 776 081. Email: rgpd@dealdos.com

FINALIDAD: Atender sus consultas y remitirle información relacionada que pueda ser de su interés.

LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado. Los datos serán conservados durante el plazo estrictamente necesario para cumplir con los preceptos mencionados con anterioridad.

DESTINATARIOS: No se ceden datos a terceros, salvo obligación legal.
Personas físicas o jurídicas directamente relacionadas con el Responsable

DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos. Portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento.

INFORMACIÓN ADICIONAL: Se puede consultar la política de privacidad de forma más detallada aquí.